Toda una vida haciendo Radio

La profundidad emocional de la canaria Pino Ojeda

0 43

Reproducimos el articulo publicado en ABC, sobre la figura de Pino Ojeda de Beatriz Morales Fernández

El íntimo vínculo del creador con el espacio que lo rodea, y en el cual se inspira, suele metaforizarse en palabras llenas de una literariedad abstracta que despierta en los ojos del receptor una chispa concreta que hasta hace un segundo era inimaginable. Pino Ojeda fue un fuego artístico que despertó pequeñas llamas de curiosidad y de unión con lo inefable, lo sentimental y la profundidad de la cotidianeidad que, hasta momentos antes de leerla, no imaginábamos.

Revolucionaria y atrevida para su tiempo, fue una mujer aventurera que desafió a los diferentes estilos artísticos. Cayó en años de olvido que en la actualidad se han transformado en un justo reconocimiento por su perseverancia pictórica y literaria pese a las circunstancias que pudieron complicar su vida y por dibujar en las mentes de los lectores diferentes formas de imaginar la soledad y el desamor como parte de una liberación personal y gusto estético.La literatura insular puede leerse con tintes universales

También, su potencia visual ante la deshumanización de la sociedad nos muestra un proceso cada vez más acentuado, y su contemporaneidad y profundidad personal han merecido su homenaje en el Día de las Letras Canarias del año 2018.

Sus obras inéditas, o parte de ellas, poco a poco van surgiendo de la tierra, a la que un día abrazó con su último latido, para perpetuarla en méritos por su talento y todo lo que le aporta a la literatura canaria. Dicho resurgir para mostrar su riqueza literaria se evidencia en publicaciones recientes de obras como «Con el paraíso al fondo», novela finalista del Premio Nadal en 1954, o el poemario «El derrumbado silencio», desconocido hasta el año 2017 y que gracias a Cam-PDS Editores-CanariasEbook ha salido a la luz para poder disfrutarlo junto a la primera obra mencionada, también publicada por la misma editorial.

Constante lucha

Con el paraíso al fondo es una obra sacada del exilio del silencio en 2017 con un proyecto de crowfunding de la plataforma CanariasEbook, sumándose así a la colección de los Clásicos Canarios Contemporáneos de su catálogo de publicaciones. Es una novela de merecido rescate, pues nos refleja una tipología de personajes muy propia de la sociedad canaria del mundo rural en el siglo XX.

María es el estandarte de los sueños rotos que perviven para sobrevivir al desastre y su deseo de cambio es la personificación de la esperanza. La canariedad se empapa de universalidad al reflejar emociones humanas que podemos llegar a sentir en algún momento de nuestra vida; por esa razón, las páginas de esta obra te trasladan a tus pensamientos más íntimos y te permite conectarlos a la dualidad del personaje principal de la novela.Sentimientos mezclados como arte de evasión

Pino Ojeda se empapa de cotidianeidad y de profundidad emocional, y su lectura nos conducirá a una línea de meta que rompe con lo establecido para una mujer de la época, por lo que la forma de vivir convencional queda en un segundo plano ante el ensueño de María con sus contradicciones interiores y superficiales, su búsqueda de identidad propia como canaria, mujer y persona universal, y con el reflejo de lo imposible como una posibilidad de felicidad. Su encuentro personal reiterado nos invita a la lectura, que en esta novela tendrá una significación especial para el lector: perderse para volver a encontrarse entre las letras.

Entre otras posibles labores de rescate que se están llevando a cabo este año hay que mencionar una antología poética, una revista divulgativa denominada «Te busqué por los sueños» que se repartirá por centros de enseñanza y otros colectivos, y una exposición sobre sus principales aportaciones a nuestra literatura insular por todas las islas.

La constante lucha por romper el canon y un fuerte espíritu de difusión están permitiendo que conozcamos a una artista increíble que da pie a no cerrar puertas a otras mujeres escritoras de antes y del momento, pues con todos los acontecimientos celebrados esta semana con motivo del «Día de las Letras Canarias» dedicado a Pino Ojeda vemos que la literatura insular puede leerse con tintes universales y también puede introducirse en la docencia para valorar y perdurar la calidad de artistas nacidos en Canarias.

«Yo,/ ya no soy yo./Soy muchos pedazos/que han quedado/sueltos», pero son esas partes que quedan por descubrir las que nos permiten enriquecernos de su mundo interior y de las múltiples vías de interpretación que nos deja su intimidad unida a la creación artística y a su manera de dejar en vida todo lo que no muere nunca: los sentimientos mezclados con el arte como fórmula de evasión o encuentro personal.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy